Noticias

Current Articles | Search | Syndication
Add to iGoogle or Google Reader

28-feb-2014

Santa Cruz del Quiché, Departamento de Quiché, Guatemala, C.A. - Wetlands International en coordinación con el socio local Cruz Roja Guatemalteca, dotó a 60 familias de la comunidad Maya K’iche’ de Xatinap V con nuevas estufas ahorradoras de leña. Los beneficios de las estufas incluyen una mejora de la salud, especialmente de las mujeres, niñas y niños, ahorro económico de las familias y una reducción de deforestación de casi 8 hectáreas por año.

Xatinap V es una comunidad Maya K’iche’ que se ubica en la sub-cuenca del río Cucubá, el cual es parte de la cabecera de la extensa e importante cuenca hidrográfica del río Motagua que atraviesa casi toda Guatemala. Cuenta con una población aproximada de 1,802 habitantes en condiciones de pobreza, dedicadas a la agricultura de subsistencia (cultivo de maíz y frijol), al empleo temporal y a actividades domésticas.

Para esta comunidad, al igual que para la mayoría de comunidades indígenas de Guatemala, la leña ha constituido parte del recurso natural indispensable para su sobrevivencia, ya que es la fuente primaria de combustible para la preparación de alimentos así como de luz y calefacción (especialmente para las personas mayores) y protección contra insectos. En la Cosmovisión Maya el fuego constituye el centro de convivencia y armonía familiar ya que a su alrededor se comparten las enseñanzas y sabidurías de los mayores hacia sus descendientes.

En la actualidad, la comunidad está siendo afectada por la disminución acelerada de los recursos naturales, especialmente el bosque (según su Análisis de Vulnerabilidad y Capacidad -AVC- elaborado con Cruz Roja en el marco del Programa Alianza por la Resiliencia). En base a dicha herramienta, la cobertura boscosa en el año 1960 era del 80 % del total del área de la comunidad, mientras que al 2011 es apenas del 25 %), lo cual incide en la disponibilidad del agua, el deterioro del entorno, la exposición de la comunidad ante desastres, y a que la disponibilidad de leña es cada vez más precaria.

Esta situación, aunada a su condición de pobreza, limita a la comunidad a mejorar sus condiciones de vida por lo que aún se utilizan fogones abiertos en la cocina, con elevado consumo de leña (se estima que una familia de 6 miembros, consume 21 m3 de leña al año), contaminación y daño ambiental y efectos nocivos en la salud humana, ya que la combustión genera residuos tóxicos (monóxido de carbono) que además de contaminar ocasionan problemas respiratorios, infecciones oculares, quemaduras, etc. Esto último tiene mayor repercusión en mujeres, niñas y niños, ya que son quienes pasan más tiempo en la cocina.

Su contribución a la RRD, ACC y al MRE

Con la dotación de las estufas ahorradoras, se pretende disminuir el consumo de la leña (se espera una eficiencia del 60%) y por consiguiente, disminuir la presión sobre el bosque, con consecuencias directas y favorables en los ecosistemas y los servicios que éstos prestan a la comunidad. Esto representaría evitar la degradación en 7.92 hectáreas de bosque por año en la comunidad y en la microcuenca hidrográfica del río Cucubá.

Se contribuirá  asimismo con la reducción de riesgos a desastres al minimizar la extracción de árboles del bosque, sobre todo de áreas muy escarpadas y propensas a deslizamientos. 

Se espera mejorar la salud de las personas, especialmente mujeres, niñas y niños, ya que actualmente son comunes los problemas respiratorios, seguramente causados por cocinar a fogón abierto y por el humo dentro de las casas sin una buena ventilación. Por otra parte, es una forma de disminución de CO2 a la atmósfera ya que reduce la combustión y el calor que la leña emite.

También se contribuye a disminuir la pobreza en la comunidad, ya que se reduce el período necesario para la recolección de leña o la cantidad de recursos financieros para su compra, por lo que se espera ahorro en la economía familiar.

Con las capacitaciones y la sensibilización en materia de Manejo y Restauración de Ecosistemas –MRE- que son parte del microproyecto, se contribuye a fortalecer los conocimientos de la gente, y por consiguiente a tener mejor aptitud y sobre todo actitud y respuesta ante la problemática ambiental que se enfrenta a todo nivel.

Finalmente y como acción complementaria, se están promoviendo talleres sobre temas de seguridad alimentaria y nutricional y uso eficiente de las estufas, permitiendo contribuir a la práctica de “cocina saludable” y a una mejor nutrición familiar.

Construcción de las estufas mejoradas

Las estufas fueron construidas por albañiles previamente capacitados por el Instituto Técnico de Capacitación y Productividad (INTECAP) en otra comunidad de Quiché favorecida por otro microproyecto de Cruz Roja, por lo que esta experiencia constituyó parte de un intercambio en el marco de la Alianza por la Resiliencia y solidaridad entre comunidades. 

El diseño de la Estufa Mejorada es de una plancha de metal conformada de tres hornillas sobrepuestas en una cámara de combustión construida a base de ladrillo pre-cocido, con una especie de sifón en la parte interna, formada con el mismo ladrillo que permite que el fuego y calor pasen cercanos a la plancha, así como un regulador de calor, haciendo más eficiente el consumo de leña. También se conforma de un juego de tubos de lámina galvanizada y sombrero que canalizan el humo de la cocina hacia su exterior. Posee una base de block de cemento con relleno de arcilla.

El proceso participativo del microproyecto

Las estufas ahorradoras son el resultado del microproyecto del programa en Guatemala de la Alianza por la Resiliencia (PfR por sus siglas en inglés). El microproyecto en Xatinap V se implementó mediante un proceso totalmente participativo e incluyente. Las mujeres y hombres, jóvenes y ancianos, así como la estructura organizativa local representada por la Auxiliatura comunitaria, el Consejo Comunitario de Desarrollo (COCODE), el Comité Local de Reducción de Desastres (COLRED) y el Comité de Mujeres, promovieron y participaron en cada una de las fases que requirió el microproyecto. Se dio un acompañamiento directo de Wetlands International y Cruz Roja Guatemalteca desde la identificación y selección de las beneficiarias, las reuniones de orientación y capacitación, hasta el proceso de construcción y monitoreo de la calidad y cantidad de ahorro que genera cada una de las estufas.

El 23 de enero del 2014 fueron entregadas las 60 estufas ahorradoras de leña, las que en la actualidad están siendo utilizadas por las familias en beneficio propio, de la comunidad y de la microcuenca. 

Mira el video sobre las estufas ahorradores en español (abajo) e inglés (YouTube).

Para más información:

Juan Saloj Pos

Técnico Microproyectos

Wetlands International Guatemala

Cell: +502 3023-6813

E-mail: wi.guatemala3@gmail.com

Raquel Sigüenza

Coordinadora técnica

Wetlands International Guatemala

22 calle 15-25 zona 13

Guatemala, 01013

Tel: +502 23604801, 23314575 ext. 112

Cell: +502 53164556

E-mail: wi.guatemala1@gmail.com

Página Web: www.lac.wetlands.org/pfrguatemala