Noticias

Current Articles | Search | Syndication
Add to iGoogle or Google Reader

27-ago-2014

Buenos Aires, Argentina - La semana pasada la oficina de Wetlands International en Argentina, realizó un primer encuentro de diálogo intersectorial con distintos actores de la cadena de la soja y del campo científico-técnico, reuniendo a unos 24 asistentes.

Los objetivos del encuentro fueron conocer la posición del sector productivo con respecto al cultivo de soja y la conservación de los ecosistemas de humedales; intercambiar ideas acerca de cuales son las barreras para considerar el tema en la agenda del sector e integrar visiones facilitadoras de propuestas realistas en pos de una agricultura ambientalmente más responsable.

Durante la reunión, los asistentes identificaron algunos de los obstáculos más relevantes que atentan contra un manejo responsable del cultivo de soja. Los participantes coincidieron en que un de los principales factores es el modelo sojero actual. Este no integra la variable ambiental ni la conservación de los ecosistemas y además está potenciado por el alto valor internacional de la soja que afecta no solo a la Argentina sino a todos los países agro-exportadores de la región. No hay una política de estado que contemple los impactos y amenazas socioambientales del monocultivo de soja.

Por otro lado se señaló la falta conocimiento y la necesidad de construir capacidades en distintos ámbitos del sector. “…. No existen canales intersectoriales de comunicación que faciliten el acceso a la información científico-técnica como base para la toma de decisiones y que permitan generar conciencia de forma de incluir a la conservación de los humedales en las agendas del sector”, mencionó uno de los asistentes representante del sector productivo.

Si bien la falta de una política de estado atenta contra la conservación de ecosistemas de alto valor, se concordó que existen oportunidades que permitirían ir construyendo un camino para lograr un cultivo de soja más responsable. “…..existen muchas capacidades técnicas en distintos sectores y también tecnologías que facilitan las buenas prácticas agrícolas y por ello es prioritario generar espacios de trabajo intersectoriales que pueden facilitar y potenciar el cambio hacia prácticas más sustentables”, explicó la representante de uno de los grupo sojeros mas importantes del país.

La mayoría de los presentes coincidió que es prioritario incidir en los tomadores de decisión para que se modifique el sistema actual de retenciones en post de lograr un sistema de impuestos que desincentive las malas prácticas e incentive buenas prácticas para la preservación de humedales. “…… sería importante generar mecanismos que premien a los productores que certifican con ventajas impositivas fiscales, ya sea bajo el esquema de certificación RTRS o bajo algún otro esquema más sencillo al que puedan acceder los pequeños y medianos productores….”, agregó otro de los participantes.

Finalizando la reunión se planteo el interés y la necesidad de convertir este primer encuentro en un proceso de diálogo que también involucre al sector público.