Noticias

Current Articles | Search | Syndication
Add to iGoogle or Google Reader

21-nov.-2016

Buenos Aires, Argentina. La aprobación en el Senado del proyecto de ley que protege los humedales de todo el país se encuentra entorpecida por otro proyecto construido a medida de quienes impulsan actividades destructivas para estos ecosistemas. Este segundo proyecto promueve actividades productivas en las áreas que deben ser protegidas, lo que no condice con una ley de presupuestos mínimos de protección ambiental.

Desde el año 2012 la Fundación Humedales / Wetlands International viene promoviendo la sanción de una Ley de Presupuestos Mínimos para la Protección de los Humedales de la Argentina, reconociendo la importancia de la preservación de dichos ecosistemas para el bienestar de la población y la conservación de bienes y servicios fundamentales. Luego de un intenso trabajo con distintos legisladores, ONGs y medios de comunicación, en el año 2013 esta propuesta de ley logró media sanción en el Congreso Nacional. A pesar de ello, los vaivenes políticos e intereses partidarios impidieron obtener su sanción definitiva y el proyecto de ley perdió estado parlamentario en el año 2015.

Este año comenzó con cuatro nuevos proyectos de ley para la protección de humedales impulsados por legisladores de diferentes partidos. La unificación de dos de estos proyectos resultó en una propuesta que rescata el espíritu del proyecto original aprobado por el Senado en 2013. Recientemente las comisiones de Ambiente y de Agricultura de la cámara alta emitieron un dictamen favorable sobre este proyecto, el cual cuenta con el apoyo de más de 100 organizaciones de todo el país. Este proyecto es una ley de presupuestos mínimos y propone el ordenamiento territorial de humedales, haciendo posible las acciones de conservación de estos ecosistemas, fundamentales para regular las inundaciones y proveer de agua potable. Además, incorpora una moratoria para impedir la continuidad de las obras o el inicio de actividades nuevas que impliquen cambios del uso de los humedales hasta tanto no se realice el mencionado ordenamiento.

Desde Fundación Humedales / Wetlands International consideramos de vital importancia que este proyecto, que cuenta con el apoyo de más de 100 organizaciones de todo el país, pueda ser sancionado como ley dado que el vacío legal existente permite que los humedales sigan siendo degradados y modificados por las actividades humanas sin ningún tipo de regulación ni control.