Noticias

Current Articles | Search | Syndication
Add to iGoogle or Google Reader

17-nov.-2016

San Félix, Chiriquí. 16 y 17 de noviembre de 2016. Con la participación del Ministerio de Ambiente, ARAP, grupo de Cascareros de San Lorenzo, Los Defensores del Manglar El María, Wetlands International y voluntarios de la comunidad se realizó el primer paso de la reforestación de 150 hectáreas de manglar en la Laguna de Las Lajas, distrito de San Félix, Provincia de Chiriquí a través del Proyecto Protección de Reservas y Sumideros de Carbono en los Manglares y Áreas Protegidas de Panamá.

En los días 16 y 17 noviembre 2016, se llevó a cabo la siembra de 10,150 plantones de las especies de mangle rojo, blanco, piñuelo y alcornoque.

La importancia del manglar  

Harry Tejeira, Presidente del grupo de Cascareros de San Lorenzo explicó que se apoya la labor de reforestación con el aporte de 6,000 semillas de mangle rojo, es importante para el grupo de cascarero debido a que dependen de la cascara de mangle porque se utiliza para el curtido de curo que se benefician miles de panameños con la actividad.

Tejeira resaltó que los manglares son esenciales para el entorno ambiental y los humedales por eso la razón de reforestar áreas que se desarrollen adecuadamente y puedan además regenerarse los bosques y asimismo protegerlos. 

Es necesario mencionar que los manglares son bosques compuestos de árboles que poseen adaptaciones que le permite sobrevivir y desarrollarse en terrenos inundables, además es un ecosistema de alto valor ecológico por su destacada productividad de nutrientes que permiten el fortalecimiento de gran cantidad de vida acuática. 

La reforestación de manglar ayuda a la conservación de la biodiversidad, provee áreas de anidación y alimentación para una considerable cantidad de especies de aves residentes y migratorias.

También la preservación de los manglares contribuye a proteger las costas contra la erosión.

La Laguna de Las Lajas

Jorge Jaén, Dirección de Costas y Mares del Ministerio de Ambiente dijo que se ha trabajado en el Proyecto Protección de Reservas y Sumideros de Carbono en los Manglares y Áreas Protegidas de Panamá con la reforestación en la Laguna de Las Lajas que se encuentra a riberas de la playas muy característica del sector donde se quiere hacer la recuperación del manglar.

Se hace un trabajo conjunto entre escuelas, voluntarios, usuarios de la cascara e instituciones como Ministerio de Ambiente, ARAP y colaboradores de Wetlands International que ha sido una labor que tomo dos días en la primera fase introduciendo especies nativas de manglar que soportan la sal con la intención de recuperar la laguna que tiene un espejo de agua al menos 150 hectáreas es un proceso que se inició este año y se espera continuar el próximo año en distintas épocas seca y lluviosa.

Este es un trabajo muy laborioso pero se tiene que desarrollar en diversas partes del país.

Historia de un manglar perdido

Jaén señalo que la Laguna tiene una influencia tanto del río San Félix y el estero la Peña, pero por condiciones antropogénicas en el pasado que datan de más de 50 años se han interrumpido los flujos hídricos mermando así la influencia salina. Esto ha ocasionado que el manglar en ciertos sectores se haya deteriorado, pero aún se puede encontrar especies características de camarones y peces dentro de la laguna-. Esto da los indicios y sustentan la labor para poder lograr la recuperación.      

En algunos puntos se ha truncado y movido algunos flujos hídricos lo cual ha disminuido la entrada de agua de mar, pero si se han hecho los análisis científicos que determinan la salinidad que si tiene influencia costera.

En el primer análisis se ha detectado dos puntos como diques y la carretera. En los recorridos se ha visto que parte de la carretera ha mermado la interconectividad dentro del estero con respecto a la laguna y asimismo unos diques que se han construido con intención de proteger el avance del río en algunos puntos y la influencia costera que tiene muy cercana a la desembocadura del río San Félix. A la fecha data de muchos años, los mismos han colapsado y ha entorpecido la labor de lo que en un inicio se había creado.

En el primer análisis se observaron algunas estructuras que dificultan la interconectividad hídrica del ecosistema lagunar tanto con la desembocadura del río San Félix, como con el estero de Boca la Peña.

Se está haciendo el acercamiento con las autoridades municipales y propietarios de los alrededores para ver cómo se logra mejorar ese flujo hídrico y controlar mejor tanto la erosión costera que se da en algunos puntos, apoyado con las medidas de reforestación que el proyecto y los socios como Wetlands International está asesorando técnicamente y científicamente.

Se seguirá trabajando sobre las riberas de la laguna para recuperar el ecosistema por su influencia costera para disminuir la erosión y se restaure ese componente de biodiversidad.

Sobre el proyecto

El proyecto Protección de Reservas y Sumideros de Carbono en los Manglares y Áreas Protegidas de Panamá es coordinado e implementado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) e implementado por el Ministerio de Ambiente (MIAMBIENTE) y la Autoridad de los Recursos Acuáticas de Panamá (ARAP) con el apoyo de Conservación Internacional y Wetlands International. `Este proyecto es parte de la Iniciativa Internacional del Clima.

El Ministerio Federal de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza, Obras Públicas y Seguridad Nuclear (BMUB) apoya a esta iniciativa en base de una decisión adoptado por el Parlamento Alemán. Dentro de este proyecto el componente de la restauración es originalmente parte del componente de Wetlands International, pero ha recibido gran apropiación por parte de MiAmbiente.

Jilma Quiel

Enlace de Comunicaciones en Chiriquí

Wetlands International Latinoamérica y el Caribe

Jilma.quiel@wetlands.org 6676-7572

"Protegemos y restauramos los humedales para la gente y la naturaleza"