Noticias

Current Articles | Search | Syndication
Add to iGoogle or Google Reader

23-nov-2012

Gacetilla de prensa

La preocupación por el impacto de las urbanizaciones cerradas sobre los humedales del Delta del Paraná y la Ribera Platense reunió en un taller organizado por la Fundación Humedales / Wetlands International Argentina a varios representantes de agrupaciones vecinales y ONGs involucradas en acciones para la defensa de los humedales en esta región.

 

Noviembre 2012. El Taller “El impacto de las urbanizaciones sobre los humedales del Delta del Paraná: herramientas técnicas y legales” reunió en una jornada de intenso trabajo a 25 representantes de organizaciones de la sociedad civil preocupadas por el avance de las urbanizaciones cerradas sobre los humedales del Delta del Paraná y la Ribera Platense.
 
El taller fue organizado por la Fundación Humedales con la participación de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) y la Fundación Cambio Democrático. El objetivo del encuentro fue profundizar sobre distintos aspectos técnicos y legales e intercambiar experiencias para enfrentar los múltiples y variados desafíos que implica el avance de las urbanizaciones sobre zonas de humedales, principalmente del Delta del Paraná y su área de influencia. Durante el taller se discutieron distintos temas vinculados a la pérdida de los bienes y servicios ambientales como consecuencia de las urbanizaciones cerradas sobre el humedal y acerca de las herramientas legales y de acceso ciudadano a la información disponibles para la defensa de los derechos.
 
En el espacio dedicado a las exposiciones técnicas se presentaron los resultados del informe de la Fundación Humedales elaborado por la Dra. Patricia Kandus y la MSc. Irene Fabricante, del Laboratorio de Ecología, Teledetección y Ecoinformática (LETyE) del 3iA de la UNSAM, donde a partir de mapeos de imágenes satelitales y una exhaustiva investigación se identificaron 229 urbanizaciones cerradas en el Delta del Paraná y sus principales tributarios.
 
Entre los puntos más significativos de la presentación del Dr. Ruben Quintana, miembro del equipo técnico de la Fundación Humedales e investigador del CONICET, cabe destacar la clara exposición sobre las implicancias de la pérdida de servicios ecosistémicos en el Delta a través de una comparación con los recientes impactos del huracán Sandy sobre la ciudad de Nueva York. “Las consecuencias de este fenómeno climático podrían haber sido atenuadas si no se hubieran perdido los servicios ecosistémicos que brinda el humedal, como la mitigación de los efectos del cambio climático, la amortiguación de inundaciones, la protección frente a tormentas, la depuración de agua y la regulación climática, todos ellos muy costosos a la hora de su remediación”. “El peculiar emplazamiento de la ciudad no ha hecho sino amplificar las consecuencias del fenómeno meteorológico: un huracán de categoría 3 que impactó como si fuera de categoría 5…”.
 
Asimismo manifestó que “…respecto a las urbanizaciones, se debería pensar en un tipo de desarrollo para el Delta que compatibilice las características ecológicas del sistema con las aspiraciones humanas, así como considerar los impactos ambientales acumulativos a la hora de planificar los usos del territorio e incorporar criterios de sustentabilidad ambiental y socio-económica en los usos planificados dentro de sus límites…”.
 
La Abogada Ana Di Pangracio, Coordinadora de Conservación de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), desarrolló una presentación acerca del marco jurídico y las herramientas estratégicas de gestión y política ambiental disponibles a los ciudadanos. Mostró como la Ley Nº 25.675, conocida como Ley General del Ambiente, presenta instrumentos estratégicos como el Ordenamiento Ambiental del Territorio, la Evaluación de Impacto Ambiental y la Evaluación Ambiental Estratégica, que conforman una plataforma para cualquier acción en defensa del ambiente. Según esta misma Ley, agregó, “…las personas físicas y jurídicas, públicas o privadas, deberán proporcionar la información relacionada con la calidad ambiental y referida a las actividades que están desarrollando”. Además “…todo habitante podrá obtener de las autoridades la información ambiental bajo su administración y que no se encuentre contemplada legalmente como reservada...”, señaló.
 
Tomando como base los temas presentados durante las exposiciones, los facilitadores generaron un espacio de intercambio y discusión de donde surgieron varias inquietudes y necesidades. Las más destacadas se refieren a la falta de cumplimiento del deber de los funcionarios públicos y a la necesidad de garantizar la implementación de las normas existentes. “Existe mucha legislación ligada a este tema pero la misma no se implementa correctamente o incluso existen también contradicciones...”, manifestaron algunos de los participantes.
 
También expresaron su preocupación porque los procedimientos para el acceso a la información y a la justicia requieren de un esfuerzo tal, que desincentiva la participación ciudadana. “Son numerosos los obstáculos que ponen las oficinas de gobierno a tal efecto y requieren muchas idas y venidas por los pasillos de distintas dependencias y aun así muchas veces no se logra la información solicitada…”, señaló el representante de una asociación vecinal del Partido de Quilmes. “Necesitamos mayor apoyo legal y conocer más profundamente los recorridos y vericuetos para acceder a la información pública y a la justicia”, plantearon algunos.
 
Todos los participantes acordaron la necesidad de generar procesos estratégicos de comunicación, educación y participación pública para involucrar a distintos actores. “Tenemos que lograr que otros ciudadanos se incorporen a los movimientos ciudadanos existentes incluyendo jóvenes y vecinos…”, resaltó un representante de Mercedes. También se planteó la necesidad de construir coaliciones amplias y diversas que incluyan organizaciones de la sociedad civil con diferentes intereses para generar relaciones significativas en pos de la protección de los humedales.
 
“Hay que generar campañas de difusión para sensibilizar a los tomadores de decisión, a los compradores de las mencionadas urbanizaciones y a los desarrolladores, arquitectos e ingenieros…”, acordaron casi todos los presentes. “También podría ser estratégico organizar espacios de debate multisectoriales sobre el Delta y valles de inundación de sus tributarios involucrando a actores clave con distintos intereses sobre las áreas en cuestión”, mencionó otro participante. Finalmente se propuso realizar un plenario con funcionarios y tomadores de decisión políticos convocados junto con desarrolladores para que en un debate se planteen todos los puntos de vista.
 
Por último se acordó entre todos los asistentes, incluidas las organizaciones convocantes, la importancia de aunar esfuerzos conformando un espacio de encuentro para las organizaciones de la sociedad civil involucradas en estas temáticas para aprovechar las capacidades instaladas, intercambiar experiencias y articular la información fragmentada a fin lograr mayor efectividad en las diferentes acciones.