Restauración de la infraestructura natural del Río Paz

En la cuenca transfronteriza del Río Paz, compartida entre El Salvador y Guatemala, hemos trabajado en la prevención de las inundaciones y la recuperación de los medios de vida de la población. Hemos restaurado la infraestructura natural a partir de recuperar el caudal  del antiguo cauce del río y otros canales de derivación. De esta manera, incrementamos el ingreso de agua dulce hacia los humedales y los acuíferos costeros. Esto mejoró el acceso y almacenamiento de agua dulce al humedal previniendo inundaciones y, también, recuperando los beneficios del humedal de los que depende la población.

Problemática

La cuenca del Río Paz ha sufrido inundaciones destructivas en momentos que el caudal incrementó sobrepasando sus niveles críticos, como en el caso de los huracanes Estas inundaciones fueron causadas por la deforestación, la agricultura intensiva y extensiva bajo sistemas de riego, la conversión de humedales a la producción agrícola y la desviación del flujo natural del agua.
 
Además, debido a estas causas, los manglares al final del río carecieron de agua dulce y empezaron a perder sus servicios beneficiales para los medios de vida de la población. En el área, el 74% de las familias dependen directamente de los recursos provenientes de los manglares, las marismas y el mar. Con una alta dependencia hacia los humedales, cualquier impacto en ellos  perjudica  los medios de vida de las personas.

Soluciones ineficaces

El enfoque habitual de los gobiernos de ambos países para reducir el riesgo de inundaciones se centró en dragar el río y construir bordas de concreto a cada lado. Sin embargo, con las nuevas dimensiones de los caudales las bordas construidas con millones de dólares colapsan a causa de la fuerza de los caudales. Así, las tierras igualmente se inundan.

¿Cuáles soluciones sí son eficaces?

El restablecimiento y mejoramiento de la infraestructura natural es una solución, promoviendo la recuperación del caudal en el antiguo cauce. Así se incrementa el ingreso de agua dulce hacia los humedales y los acuíferos costeros. Si llega más agua dulce al humedal éste lo almacena y de esta manera, los mismos humedales previenen de las inundaciones.
 

Además, mediante la recuperación de los humedales costeros se restableció la producción pesquera, de crustáceos y moluscos y, secundariamente, de madera, y la flora y fauna silvestre. De esta manera también recuperemos los principales medios de vida de las comunidades locales quienes dependen de los beneficios o ´servicios ecosistémicos´ de los humedales. Esta experiencia demuestra otra vez cómo la conservación de los humedales y el desarrollo se encuentran estrechamente vinculados.

Publicación técnica

Galería

Search Tags