Agua dulce

Wetlands International trabaja en la conservación y restauración de los humedales para mantener el abastecimiento de agua dulce. Lo hacemos mediante la restauración participativa de humedales en áreas desérticas, la conservación de sitios de importancia clave y la promoción del uso responsable de agroquímicos.
 

Los humedales son la principal fuente de agua dulce. La pérdida y degradación de estos ecosistemas agrava directamente los problemas relacionados con el suministro de agua y pone en peligro los medios de vida y el bienestar de los seres humanos

A pesar de que el agua es un recurso abundante en nuestro planeta, el 97,3% es agua marina. Del 2,7% restante sólo el 0,62% es agua dulce en estado líquido. De este porcentaje el 0,6% es agua subterránea y únicamente el 0,02% está presente en los humedales y es fácilmente accesible para el uso humano.

En Argentina, existe una gran diversidad y riqueza de humedales, sin embargo su distribución no es pareja. En el noreste del país se destaca la abundancia de estos ecosistemas asociados a la Cuenca del Plata, la cual provee aproximadamente el 84% del agua superficial disponible. Los otros dos tercios del país en su mayoría corresponden a ambientes áridos y semiáridos, donde el agua es un recurso limitante para las actividades humanas.

Principales iniciativas

 

Entre las principales iniciativas de Wetlands International Argentina se destaca el proyecto “Conservación y restauración del Sitio Ramsar Lagunas de Guanacache, Desaguadero y del Bebedero”, el cual tiene por objetivo la restauración y conservación de humedales en áreas piloto, promoviendo la activa participación de las comunidades locales, la revalorización del sitio a escala local, provincial y regional y la mejora de la calidad de vida de sus habitantes. Nuestras actividades también incluyen el apoyo a la creación del Sitio Ramsar Reserva Villavicencio, en la provincia de Mendoza, y acciones para evitar la contaminación acuática en agro-ecosistemas, como son las arroceras del noreste del país. Leer más

En Centroamérica, la oficina de Wetlands International Panamá trabajaba en la cuenca transfronteriza del Río Paz compartida por El Salvador y Guatemala. Se ha recuperado el caudal en el antiguo cauce y otros canales de derivación para incrementar el ingreso de agua dulce hacia los humedales y los acuíferos costeros. Dar mejor acceso del agua dulce al humedal provee un mejor almacenamiento de agua por parte los humedales, que previene a las inundaciones, y también restaura a sus otros servicios ecosistémicos. Leer más

Wetlands International también ha trabajado con humedales altoandinos. Los humedales de alta montaña son unos de los ecosistemas más vulnerables a la degradación ambiental, así como a los efectos del cambio climático. Nuestro trabajo incluyó la generación de conciencia en los tomadores de decisiones ambientales, incluyendo técnicos y profesionales municipales, sobre los valores y funciones de los humedales Altoandinos, a través de la valoración socioeconómica. Estos valores residen en su importancia como reguladores de agua, fuente de suministro para grandes poblaciones y actividades agrícolas, y como áreas de alta biodiversidad y valor cultural. Leer más