Desarrollo del componente “humedales” del Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático de Argentina

Recientemente ha comenzado un proceso de identificación de acciones necesarias para la adaptación al cambio climático en Argentina. En el marco de este proceso surgió la necesidad de considerar en forma prioritaria a los ecosistemas de humedales. La relevancia del tema fue planteada en los talleres preparatorios de la Tercera Comunicación Nacional y se espera que este proyecto sea un aporte significativo en tal sentido.

Este proyecto tenía como meta apoyar el desarrollo del componente humedal para un futuro Plan Nacional de Adaptación al cambio climático, donde se consideren los valores y funciones de estos ecosistemas como potenciales instrumentos de adaptación. Así mismo, también busca que el conocimiento adquirido sobre el tema sea compartido, divulgado y tratado de modo de contribuir al mencionado plan.

Actividades propuestas

Se desarrollaron dos talleres multidisciplinarios con el objetivo de identificar vulnerabilidades de los humedales al cambio climático, como base para la identificación de medidas de adaptación, así como para analizar el impacto sobre los humedales de las actividades de adaptación propuestas a la fecha. Los talleres se llevaron a cabo en dos regiones de Argentina identificadas como altamente vulnerables al cambio climático:

  • La Región de Cuyo, incluyendo algunos sitios específicos de la región Altoandina, identificada en la Segunda Comunicación Nacional del gobierno argentino a la Convención sobre el Cambio Climático, como un área prioritaria de humedales y recursos acuáticos asociados, incluyendo varios Sitios Ramsar como Laguna Llancanelo, Lagunas de Guanacache, Laguna Brava y otras áreas de humedales protegidas.

  • La Región de la Costa Atlántica argentina, haciendo hincapié en los sistemas deltaicos y estuarinos, los Sitios Ramsar Bahía Samborombón y Costa Atlántica de Tierra del Fuego y otras áreas costeras protegidas como Bahía de San Antonio y el Parque Nacional Monte León, las cuales podrían ser amenazadas por el aumento del nivel del mar, la erosión costera y el cambio de la escorrentía de los ríos.

Los talleres fueron realizados durante el 2010, en conjunto con la Dirección de Cambio Climático (Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Argentina) y contaron con la participación de actores gubernamentales, técnicos, ONGs, expertos en cambio climático y el sector privado.

Más información sobre Cambio Climático

Turberas

Rubén Quintana