Los Humedales y el Cambio Climático

Existe una fuerte conexión entre los humedales y el cambio climático. Los humedales tienen un papel clave por las cantidades enormes de carbono en su suelo y su biomasa aérea. Por ende, su conservación y restauración contribuye a la limitación o mitigación del cambio climático. Además, por sus funciones de regulación de agua excesiva y de protección contra eventos climáticos extremos, los humedales también son clave en la adaptación al cambio climático.

El cambio climático en resumen

Las concentraciones de dióxido de carbono en la atmósfera están aumentando, provocando el calentamiento global del planeta. Con el calentamiento también se alteran los patrones meteorológicos del sistema climático y los sistemas ecológicos, intensificando una serie de eventos, como inundaciones, sequías, aumento del nivel de mar, derretimiento de glaciares y cambios en los ciclos hidrológicos del planeta.

Humedales para mitigación del cambio climático

La protección de los humedales permite resguardar importantes reservorios de carbono, cuya conservación puede ayudar a reducir las emisiones de dióxido de carbono a la atmosfera y a mitigar las causas del cambio climático. Por esta razón, trabajemos a nivel global para la conservación y restauración de turberas, incluso en las turberas patagónicas en Argentina.

Humedales para la adaptación al cambio climático

Además, trabajamos para la conservación y restauración de humedales para garantizar sus servicios de regulación y protección, que nos permiten la adaptación al cambio climático y los eventos relacionados. Influyamos políticas nacionales de adaptación, como el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático (NAPA) de Argentina para que incluya un componente de humedales.También capacitamos  a gobiernos y diferentes sectores y promovemos la estrategia de Adaptación basada en Ecosistemas (EbA), la cual incluye a los humedales y otros ecosistemas dentro de programas y proyectos de adaptación. 

Video

Para ver más, dirigense a Videos.