Conferencia “Humedales del Delta del Paraná, intervenciones humanas y desafíos para su conservación”

Buenos Aires 28 de junio. La Fundación Humedales organizó un encuentro para compartir los avances técnicos y científicos sobre los impactos de las diversas actividades humanas relacionados con los humedales del Delta del Paraná, a fin de promover las actividades tradicionales locales en el marco de una planificación estratégica y el desarrollo sustentable de la región.

La Fundación Humedales junto con el Grupo de Investigaciones sobre Ecología y Humedales (UBA), el Laboratorio de Ecología, Teledetección e Informática y el Laboratorio de Biodiversidad, Limnología y Biología de la Conservación (del 3iA - Instituto de Investigación e Ingeniería Ambiental UNSAM), y con el auspicio de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación (SAyDS) convocó el pasado 28 de junio a una conferencia a fin de compartir con distintos actores de interés los avances técnicos y científicos que dan cuenta del impacto de las distintas intervenciones y actividades humanas sobre los humedales del Delta del Paraná y su área de influencia.

Participaron del encuentro representantes del sector público y privado y de la sociedad civil. Entre la amplia concurrencia se encontraron participantes del sector productivo del Delta, de sociedades rurales y de agrupaciones de productores que operan en la región, así como autoridades y funcionarios municipales, provinciales y nacionales. La apertura de la conferencia estuvo a cargo de la Dra. Silvia Révora, Subsecretaria de Planificación y Política Ambiental de la SAyDS, quien mencionó la importancia de impulsar la planificación ambiental del territorio en el marco de un desarrollo social y económico sustentable de la región

En consonancia con la Subsecretaria, el Ing. Ftal. Fernando Luis García de García, Director de Ordenamiento Ambiental del Territorio de la misma Secretaría destacó la importancia de continuar impulsando el Plan Integral Estratégico para la Conservación y el Aprovechamiento Sustentable del Delta del Paraná (PIECAS) para que la región constituya un ejemplo de intervención proactiva y orientadora del Estado, ajustado a logros de conservación y desarrollo sostenible, que reconozca como eje la construcción de consensos interjurisdiccionales desde la diversidad de perspectivas, de ámbitos de intervención y de intereses.

Por otro lado, la Arq. Aurora Juárez, Asesora del Proyecto Ordenamiento Pesquero y Conservación de la Biodiversidad en los humedales fluviales en los Ríos Paraná y Paraguay, el cual incluye entre sus metas impulsar el PIECAS señaló que resulta prioritario fortalecer los sistemas de gestión y control ambiental sobre el área de influencia del PIECAS para evitar daños que afecten el funcionamiento de los humedales, a fin de mantener sus servicios esenciales y los que hacen a la calidad de vida de más del 37% de la población que habita en el país.

A continuación la Lic. Laura Prol de Taller Ecologista explicó cómo el cambio en la escala de actividades económicas existentes, la intensificación del uso de la tierra y la introducción de innovaciones tecnológicas,productivas y de infraestructura, están impactando sobre los modos de vida de la sociedad isleña y ribereña del Delta. Por un lado, algunos pobladores se integran al nuevo mercado laboral como resultado de la incipiente pampeanización del Delta, mientras que otros se ven excluidos por el arribo de grandes capitales y la concentración de la tierra.

El equipo técnico de la Fundación Humedales conformado por la Dra. Patricia Kandus, el Dr. Rubén Quintana, y el Lic. Roberto Bó presentaron los últimos avances técnicos y científicos sobre el impacto de las actividades productivas y prácticas de manejo del agua sobre los bienes y servicios ambientales del humedal.

En sus presentaciones mostraron el modo en que las obstrucciones de cursos de agua utilizadas para el desarrollo forestal, los endicamientos y terraplenes para emprendimientos agropecuarios o urbanísticos, y las grandes obras de infraestructura, están afectando el régimen hidrológico del humedal. Explicaron que tanto éstas prácticas, como el avance de la ganadería intensiva, la agricultura y el uso de agroquímicos están generando una disminución de los recursos pesqueros y de las especies de flora y fauna nativa, provocando -a su vez- una gran pérdida de los modos de vida de las comunidades locales que dependen de estos recursos naturales para su subsistencia.

Asimismo, se explicó cómo este tipo de intervenciones ponen en peligro los bienes y servicios ambientales que satisfacen las necesidades humanas y generan bienestar, incidiendo directamente sobre la calidad de vida de las poblaciones locales. La producción de alimentos y el almacenaje y provisión de agua son de los principales servicios que brindan los humedales. En tal sentido, el equipo técnico destacó la importancia de repensar al Delta del Paraná como una región proveedora de bienes y servicios ecosistémicos de gran valor para el país.

El contexto presentado, y la amplia concurrencia de diversos sectores, marcan un reconocimiento general sobre la complejidad del territorio y la variedad de intereses y de necesidades generales. Sin embargo, esa misma participación e interés en la realidad del ecosistema en cuestión permiten evidenciar una fuerte expectativa en la planificación conjunta, y una demanda general de un acuerdo de voluntades que reconozca el valor del Delta del Paraná, de sus comunidades y sus actividades tradicionales, y de las posibilidades de aprovechamiento sustentable que existen en la región. En definitiva, el Delta puede ser un espacio donde llevar a la práctica el tan ansiado desarrollo sustentable, reconociendo un posible equilibrio entre las necesidades sociales y el progreso, y la protección de las condiciones naturales del lugar respetando los ciclos del agua, y los beneficios que su conocimiento y protección nos puede traer aparejada.

La Fundación Humedales, oficina argentina de Wetlands International, agradece a todos los participantes por su marcado interés, y especialmente a la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, por el auspicio y la apertura del espacio para la realización de la Conferencia.