Reforestación con especies nativas para conservación del bosque y recarga hídrica

La Alianza por la Resiliencia  trabaja en  cuatro municipios  que forman  parte de la cabecera de la cuenca hidrográfica del gran Río Motagua de Guatemala,  para reducir la deforestación como estrategia de reducción del riesgo deslizamientos y conservación de ecosistemas locales. Mediante la dotación de equipos para colección de semillas nativas, capacitaciones y sensibilizaciones, además de un curso de certificación, la Alianza por la Resiliencia promueve la reforestación y conservación del bosque, especialmente de recarga hídrica, en estas áreas muy escarpadas.

Descripción del área

Los municipios de Joyabaj  y San Bartolomé Jocotenango forman parte de los 21 municipios de los que se conforma el departamento de Quiché y se ubican como parte de la cabecera de la cuenca hidrográfica del gran Río Motagua el cual atraviesa gran parte de la república de Guatemala hasta desembocar en océano atlántico. La población de los dos municipios presenta condiciones de pobreza y pobreza extrema con altos índices, (superior al 87% y 42% respectivamente), dado a las escasas oportunidades de desarrollo con que cuentan, por lo que sobreviven y dependen de las actividades agrícolas que desarrollan y al aprovechamiento de los recursos naturales con que cuentan.

Su sistema paisajístico es variado, predominado los cultivos agrícolas y las áreas forestales especialmente las especies de coníferas en tierras altas y latifolidas en tierras bajas. Sin embargo se evidencia una marcada degradación de los ecosistemas  principalmente reflejado en deforestación. Según el Mapa de Cobertura Forestal de Guatemala 2006 indica que el municipio de Joyabaj cuenta con 8,148 ha. de bosque con una tasa de cambio anual de -5.28 %,  mientras que el municipio de San Bartolomé Jocotenango el municipio cuenta con 5,013 ha. de bosque con una tasa de cambio anual de 0.04%, lo que es preocupante dado a la baja o nula tasa de recuperación que se tiene.

Impactos concretos

Como parte del microproyecto, dotamos los comunitarios con el equipo de trepa de árboles. Se espera fortalecer la producción de especies forestales nativas en cada municipio incrementando el número de plántulas anuales hasta por 40,000 unidades por cada uno, favoreciendo la reforestación de 36 hectáreas de bosque por cada ciclo anual y en cada uno de los municipios participantes. La reforestación con especies nativas asegura mantener y/o recuperar el paisaje natural y sus ecosistemas con un valor ecológico muy importante para la vida y el desarrollo de los municipios.

Como efecto del proyecto, se espera que las municipalidades se involucren y comprometan sosteniblemente en el mantenimiento y recuperación de los ecosistemas locales principalmente con especies nativas de árboles, arbustos, herbáceas y otras especies necesarias para la provisión de servicios ecosistémicos.

Capacitaciones, sensibilización y curso

Capacitamos y la sensibilizamos los comunitarios en materia de Manejo y Restauración de Ecosistemas (MRE) para a fortalecer los conocimientos de la gente, y por consiguiente a tener mejor aptitud y sobre todo actitud y respuesta ante la problemática ambiental que se enfrenta a todo nivel y ámbito.

Como acción complementaria al Microproyecto, Cruz Roja Guatemalteca en coordinación con el departamento de semillas del Instituto Nacional de bosques INAB, ejecutó el curso “Certificación de Fuentes Semilleras y Semillas Forestales” dirigido a los técnicos municipales y otras entidades relacionadas. El curso tiene el objetivo de fortalecer las capacidades locales para la recuperación de áreas degradadas a través de brindar herramientas para el proceso de Certificación de Fuentes Semilleros y Semillas Forestales, a la vez permitir que dichas personas puedan certificarse para realizar evaluaciones y/o acciones de recolección y manejo de semillas forestales.

Contribuciones para la RRD/ACC/MRE

La protección y restauración de zonas de recarga hídrica, que proveen servicios ecosistémicos a la población, especialmente agua para consumo humano, es una contribución directa al enfoque de MRE. Con la plantación de especies nativas para reforestación se contribuye a la conservación de la diversidad biológica, especialmente de flora en el área, contribuyendo también al hábitat de especies de fauna silvestre.

Se contribuirá asimismo con la reducción de riesgos a desastres (RRD), con el proceso de reforestación se minimiza la pérdida de bosque y suelos, sobre todo de áreas muy escarpadas y propensas a deslizamientos. 

Socio

El microproyecto de “Fortalecimiento de los sistemas de obtención y reproducción de semillas forestales nativas para la restauración ecológica en Joyabaj y San Bartolomé Jocotenango, departamento de Quiché, Guatemala” se implementa en coordinación con el socio local Cruz Roja Guatemalteca con quienes se ha coordinado la ejecución de cada una de las acciones que ha requerido el ciclo de proyectos, incluyendo el proceso de Monitoreo y Evaluación.