Ecoturismo comunitario de la Laguna Bruja, Nicaragua

En la comunidad de El Pegador, Municipio de Las Sabanas impulsamos el turísmo comunitario sostenible del Patrimonio Municipal Laguna La Bruja. La laguna es un humedal e importante recurso de agua para la zona, especialmente en tiempos de sequía. Nuestro enfoque incluye una mejora de la laguna y sus facilidades para el ecoturismo, la creación del Parque Ecológico Municipal, incluirlo al circuito turístico del municipio de Las Sabanas, y construir un manejo colaborativo.

En conjunto con la Cruz Roja Nicaragüense y como parte de la Alianza por la Resiliencia, promovemos el ecoturismo comunitario en la zona como alternativa del desarrollo económico que preserva áreas naturales y genera beneficios socioeconómicos a los comunitarios. Aplicamos el enfoque integral de la reducción del riesgo de desastres (RRD), la adaptación al cambio climático (ACC) y el manejo y restauración de ecosistemas (MRE), juntos abreviados como RRD/ACC/MRE. Con la preservación de la laguna, se aborda los riesgos identificados por los comunitarios, entre cuales están la contaminación de los recursos hídricos por la sedimentación en caso de inundaciones por eventos lluviosos y huracanes, y sequía prolongada.

Trabajamos con la municipalidad de Las Sabanas, la organización comunitaria del Gabinete Comunitario (GFCV), la cooperativa de productores, ofertantes comunitarios de servicios eco-turísticos e instituciones de estado.

Mapa del Microproyecto Laguna La BrujaDonde trabajamos

La comunidad de El Pegador es parte de la Subcuenca del Río Inalí, un tributario importante, en la zona montañosa ubicada en la parte alta de la Cuenca del Río Coco. La Laguna Bruja, parte de la comunidad, es de origen volcánica, tiene un área de 2.81 hectáreas, se caracteriza como un humedal y sitio de conservación natural con potencial hídrico (Plan Estratégico de Desarrollo Municipal del municipio de La Sabana 2005-2017 - PDF, 2.3MB). La amenaza principal en la laguna es la sedimentación y relacionada contaminación química de las aguas (eutrofización), lo que ha facilitado el crecimiento de especies vegetales que van cerrando el espejo de agua y sus consecuencias directas en el ecosistema acuático. La laguna fue declarada como Patrimonio Municipal a través de ordenanza municipal 01-2009 con el interés de conservación natural, lo cual requiere de manejo.

Sobre el microproyecto

Este microproyecto beneficia a una población de 138 personas. Por su potencial se está planteando una propuesta de Parque Ecológico Municipal. Fue desarrollado en el año 2011 a través de un diseño metodológico con la participación de los comunitarios facilitado por el programa de Gestión de Riesgo de Desastres ante el Cambio Climático. La estrategia consiste de los siguientes componentes:

Delimitación Patrimonio Municipal: se realizó reconocimiento de sitio con los comunitarios, organización local y Alcaldía de Las Sabanas, levantamiento de puntos georreferenciados y mapeo, diseño de rótulos e identificación de sitios para ubicación de mojones.

Fortalecimiento para la oferta de servicios eco-turísticos: se diseñó el equipamiento eco-turísticos tales como un muelle flotante para embarcación y avistamiento de especies acuáticas, caseta de información turística e interpretación ambiental, sendero, adquirido dos botes de fibra impulsados con remos, chalecos de flotación y diseño de depósitos de desechos sólidos orgánicos e inorgánicos. Con jóvenes se ha realizado saneamiento de desechos sólidos. La municipalidad gestiona la incorporación de este Patrimonio Municipal como parte de un circuito turístico del municipio de Las Sabanas vinculado a otros sitios turísticos.

Manejo colaborativo para el turismo sostenible: se estructura, un Comité de Manejo Colaborativo con la participación de organización comunitaria, cooperativa de productores, Municipalidad de las Sabanas, Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (MARENA), Instituto de Turismo (INTUR). En un proceso participativo y consensuado, se ha elaborado reglamento de organización y funciones, reglamento de manejo del mecanismo de financiamiento y fondo ambiental, reglamento de manejo de cuenta del fondo ambiental, reglamento de normas de uso público y capacidad de carga. De manera que en este proceso se establecen, las bases de la sostenibilidad social, económica y ecológica, a través de la consolidación organizativa, para que el Comité de Manejo Colaborativo, sea el órgano de la ejecución de actividades durante la implementación del proyecto y la continuidad del mismo.