Sonia Miranda, productora de granos básicos de la comunidad Moropoto, municipio de San Lucas:

“Para mí fue muy importante estar en esta escuela de aprendizaje como mujer, porque aprendí que nosotras también podemos opinar en nuestra familia y decidir con mi esposo sobre los trabajos en la parcela.”

“Aprendizaje desde la Práctica” para crear comunidades resilientes

El aumento de la vulnerabilidad ante amenazas socio-naturales de las comunidades en las subcuenca de Río Inali y Tapacali, Nicaragua está fuertemente relacionada con la degradación ambiental. Para abordar dicha vulnerabilidad y sus causas básicas, desarrollamos las Escuelas de Aprendizajes con el socio CARE y Cruz Roja Nicaragüense, a base de la transferencia del conocimiento práctico. La metodología de “Aprendizaje desde la Práctica”, combinada con el enfoque innovadora que integra la reducción de riesgo de desastres, adaptación al cambio climático y el manejo y restauración de ecosistemas (RRD/ACC/MRE),  permitió fortalecer la resiliencia de estas comunidades.

Las “Escuelas de Aprendizaje” se realizaron  con comunitarios de  las comunidades  de la subcuencas de Río Inali y Tapacalí del Departamento de Madriz. Sus comunidades son vulnerables ante eventos climáticos extremos, relacionados al cambio climático, siendo los más comunes la sequía y las lluvias fuertes que causan los deslizamientos. Esta vulnerabilidad está aumentándose con avance de la frontera agrícola y las prácticas agrícolas inadecuadas que han contribuido a la degradación ambiental.

Wetlands International, CARE y Cruz Roja como parte de la Alianza por la Resiliencia, decidió abordar los aspectos relacionados al conocimiento y prácticas inadecuadas de esta situación mediante el desarrollo de procesos de enseñanza-aprendizaje con actores claves de cada comunidad. Las Escuelas de Aprendizaje ya han sido aplicadas en varios partes de mundo; la parte innovador del trabajo en Nicaragua es que aplican el enfoque integral que combina la reducción de riesgos de desastres (RRD), adaptación al cambio climático (ACC) y el manejo y restauración de ecosistemas (MRE), abreviado por RRD/ACC/MRE.

Beneficios directos

Este tipo de aprendizaje aplicado e interactivo, además de fortalecer las capacidades y conocimientos de los comunitarios, también generó beneficios directos en temas de ahorro de recursos económicos, de aumento de la productividad, mejora del ambiente y avances en el tema de equidad de género.

Multiplicación y replicación

La teoría enseñada en las Escuelas de Aprendizaje fue aplicada en las parcelas de los participantes. Esto facilito no solamente una mejora en la aprendizaje, sino también la multiplicación por su función demostrativa hacia los demás comunitarios y miembros de otras comunidades mediante las visitas de intercambio.

Las Escuelas de Aprendizaje, con el enfoque innovador de RRD/ACC/MRE tiene el potencial de replicación en otras áreas, no solamente de Nicaragua o América Central, sino en otras comunidades vulnerables en el mundo, siempre y cuando se ajusta el conocimiento al contexto local de vulnerabilidad.

Efraín Reyes Jiménez; líder comunitario de Moropoto, municipio de San Lucas, egresado de la Escuela de Aprendizaje:

“Hoy en día me siento con más concomimiento y mejor preparado ante diferentes situaciones y como lo he vivido actualmente está sequía que ha impactado en todas las familias. Yo decidí no sembrar todas mis semillas y guardar para el próximo ciclo para no arriesgar todo. También estos conocimientos no los tengo solo para mí, sino que los comparto con la gente de mi comunidad. Lo he puesto en práctica en mi parcela garantizando así la alimentación de mi familia.”