Celebramos el Día Mundial del Pez Migrador con un taller para pescadores y funcionarios en la Provincia de Santa Fe, Argentina

Inicio » Noticias » Costas y deltas llenos de vida » Acuicultura, pesquerías y agricultura costera » Celebramos el Día Mundial del Pez Migrador con un taller para pescadores y funcionarios en la Provincia de Santa Fe, Argentina
Noticias
Pueblo Esther, Argentina – El 24 de mayo se celebra en todo el mundo Día Mundial del Pez Migrador con el objetivo de generar conciencia sobre la importancia de contar con ríos sin obstáculos para garantizar la conservación de los peces migratorios.

En los humedales del Delta del Paraná, las poblaciones de peces migratorias están sufriendo un aumento de estrés debido a un creciente esfuerzo de pesca y a la degradación del paisaje ribereño, promovido por prácticas inadecuadas en el uso de la tierra dentro del sistema fluvial, contaminación urbana e industrial, reducción de humedales, aislamiento de las llanuras de inundación por terraplenamientos y cambios en los pulsos del flujo del río debido a la construcción de represas en las zonas altas de la cuenca, todo lo cual se ve exacerbado por el cambio climático.

La mayoría de las especies migratorias forman la base de las pesquerías artesanales y deportivas que se distribuyen a lo largo de toda cuenca. En varias de ellas, sin embargo,  se presentan problemas de gobernanza, conflictos por medidas de manejo y uso de los recursos que pueden ser no compatibles con su sostenibilidad, escaso involucramiento o participación de los pescadores, vacíos legales o reglamentaciones inadecuadas en algunas provincias, etc.,  lo que demanda la necesidad de comenzar a debatir un cambio de paradigma en la gestión de estas pesquerías y los enfoques de manejo que deben aplicarse.

Es por ello que el 17 de mayo pasado celebramos el Día Mundial del Pez Migrador en Pueblo Esther, una pequeña localidad situada muy cerca de Rosario y enclavada en el corazón de un área de gran actividad pesquera, con un taller dirigido a pescadores, gestores de la pesca, ONGs y público en general.

El taller tuvo una amplia convocatoria  de más de 60 personas entre los que se encontraban mayoritariamente pescadores artesanales de los alrededores de Rosario, Ramallo y Paraná, pero también funcionarios de la municipalidad local y pescadores deportivos. Todos ellos interesados en el presente y, sobre todo, el futuro de varias de las especies migratorias que posee la cuenca del Paraná y en el manejo de sus pesquerías.

La jornada se desarrolló en un clima de gran interés y expectativa, ya que no es usual que los pescadores artesanales de diferentes provincias sean convocados para informarse sobre aspectos biológicos y ecológicos de las especies que usualmente capturan, comprender cómo se manejan las pesquerías fluviales y cuáles son los enfoques más apropiados, así como para debatir sobre medidas de manejo. Se buscó de este modo desarrollar una jornada que aporte lineamientos para las buenas prácticas pesqueras y los peces migratorios, con la reflexión y el debate sobre el manejo de estos importantes recursos. Se discutió sobre los avances logrados por los pescadores en materia de organización a nivel de la cuenca y se impartieron conocimientos básicos sobre el concepto del manejo ecosistémico pesquero como alternativa. Asimismo se generó el espacio para conocer la opinión de los pescadores sobre los alcances de la veda extendida y los beneficios o perjuicios que ha dejado hasta la fecha la pesca para exportación de sábalo.

Las conclusiones de este evento no pueden haber sido más auspiciosas y estimulantes al haberse podido comprobar cómo los asistentes aportaron su opinión, dieron ideas y sugerencias para mejorar la gestión de los recursos pesqueros y transparentaron sus demandas y necesidades, a menudo invisibles para las autoridades responsables.

Muchos pescadores se manifestaron de acuerdo con la necesidad de generar un mercado interno vigoroso que les permita comercializar los productos de la pesca, pero no ven que el escenario actual –básicamente orientado a la exportación de sábalo– sea una solución sostenible de largo plazo ni les depare suficientes beneficios económicos. En este sentido, el encuentro dejó al descubierto la cruda realidad por la que atraviesa el sector pesquero artesanal que está requiriendo modificar la visión de manejo, fortalecer su capital social mediante adecuados procesos de organización para tener mayor representatividad y por fin, injerencia en las políticas de manejo del recurso

Este taller ha dejado una muy importante lección como es la visible necesidad de promover un mayor acercamiento entre los actores principales de la pesca a través de espacios de diálogo y discusión, lo cual contribuirá sin duda a mejorar la gobernanza de las pesquerías del río Paraná y en última instancia, la conservación de los peces migratorios de la cuenca.