Participamos de los Días Europeos de Desarrollo con un panel sobre los desafíos socioambientales de la extracción de litio en los humedales Altoandinos

Inicio » Noticias » Valiosas turberas preservadas y restauradas » Mitigación y adaptación al cambio climático » Participamos de los Días Europeos de Desarrollo con un panel sobre los desafíos socioambientales de la extracción de litio en los humedales Altoandinos
Noticias

Wetlands International organizó el panel “El triángulo de litio en Latinoamérica y los humedales Altoandinos: cómo asegurar una transición energética, justa, limpia y verde” en el principal encuentro global organizado por la Unión Europea para la cooperación y desarrollo sostenible.

Esta semana se realizó la 15ta edición de los Días Europeos de Desarrollo (European Development Days), en Bruselas, Bélgica, bajo el lema Acceso global: construyendo alianzas sostenibles para un mundo conectado”. Este evento, el más importante de la Comunidad Europea en estos temas, se realizó en modalidad híbrida presencial y virtual e incluyó conferencias, laboratorios de experiencias y buenas prácticas. Wetlands International participó de la primera jornada con un debate sobre los impactos regionales de la extracción del litio. El panel “El triángulo del litio en Latinoamérica y los humedales altoandinos: cómo asegurar una transición energética justa, limpia y verde” contó con Román Baigún, biólogo y coordinador de nuestro Programa Conservando los Humedales Altoandinos para la Gente y la Naturaleza, Ernesto Feilbogen, ingeniero químico y coordinador de Energía en GIZ, y Fred Pearce, periodista especializado en ambiente, como moderador.

El litio es un componente hasta hoy esencial para la confección de baterías recargables utilizadas en celulares, portátiles y automóviles eléctricos. Se estima que para el 2030, la demanda del litio crecerá hasta 18 veces, y que, para el 2050, escalará a 60 veces con respecto a los números actuales. Gran parte de esa demanda proviene de la Unión Europea, que no produce litio y depende de la importación.

Los humedales altoandinos son parte del triángulo del litio (Argentina, Bolivia y Chile), que abastece alrededor de un 68% de la demanda global de este mineral. Estos humedales son ecosistemas muy frágiles y valiosos tanto por su biodiversidad única como por los servicios ecosistémicos que brindan a las economías regionales, que incluye proveer de pastura para el ganado, alimentos y agua dulce para las comunidades locales.

Durante el debate, Baigún y Feilbogen expusieron desde distintos puntos de vista los riesgos que implica la minería del litio en un sentido integral, considerando no solo el daño ambiental sino también aquello que se compromete en materia social, económica y cultural. Al respecto, Baigún expresó:

“En el contexto del cambio climático, necesitamos emplear tecnologías que eviten el uso de hidrocarburos, como las que ofrecen las fuentes de energía renovables. Sin embargo, es necesario acumular esa energía en baterías en cuya construcción, al momento, el litio juega un papel importante.  La producción mundial de litio se duplicó entre el 2016 y el 2020, de 40.000 toneladas pasó a 86.300. Esto impacta en los humedales altoandinos causando la pérdida de billones de litros de agua, dañando a la vida silvestre y a las comunidades locales. El desafío principal es lograr que esta transición sea compatible con la preservación del ambiente y con los derechos de las comunidades locales».

Feilbogen, quien nació en la región, aportó una mirada macro a la temática de la transición energética: “El litio está relacionado a las baterías, y las baterías están a su vez muy ligadas a la electromovilidad. La electromovilidad es una estrategia que ha surgido en el mundo y la idea es reducir o eliminar el consumo de combustibles fósiles para la descarbonización de la economía. Pero hay otras estrategias además de la electrificación del transporte”. El ingeniero químico expuso sobre otras alternativas como la que podría ofrecer el empleo de hidrógeno o el reciclaje de baterías. Sin embargo, destacó la necesidad de “sinergias y esfuerzos coordinados” de parte de los diferentes actores involucrados, así como de garantizar el diálogo con las comunidades regionales. 

Baigún también remarcó la importancia de escuchar a las comunidades locales y la necesidad de establecer normativa y metodologías que prioricen la salud de estos ecosistemas y su gente: “En el contexto de la actual crisis económica, la minería de litio podría parecer una solución rápida para superarla, pero esta actividad está avanzando sobre las comunidades locales y los derechos de los pueblos originarios, y su acceso al abastecimiento de agua para su gente y sus animales”. En ese sentido, reflexionó sobre la falta de políticas estatales y expresó que las empresas mineras y los países compradores deben fortalecer su responsabilidad para reducir el impacto negativo de la extracción: “La minería de litio en salmuera no solamente les falta el respeto a las comunidades locales, sino que, al destruir los humedales, aumenta las emisiones de carbono, lo cual va en el sentido opuesto a la transición energética para lidiar con el cambio climático”. 

Para ver el panel completo: #EDD22 – The Lithium triangle in Latin America and high Andean wetlands