Abrió el primer Centro de Aves de Iberá

Inicio » Noticias » Humedales y naturaleza saludables » Especies » Abrió el primer Centro de Aves de Iberá
Noticias

Este espacio para la observación de aves se encuentra en Ituzaingó, uno de los portales de ingreso a los Esteros. Fue construido por el Gobierno de Corrientes y desde Wetlands International /Fundación Humedales elaboramos los contenidos. Contará con muestras, capacitaciones y actividades relacionadas al pajareo.

Ayer se inauguró el primer Centro de Observación Aves de los Esteros del Iberá, en Corrientes. Se trata de un centro internacional bilingüe ubicado en Ituzaingó, uno de los portales de ingreso a los Esteros dedicado especialmente al desarrollo de una actividad que no para de crecer en la zona.

El centro fue construido por el gobierno de Corrientes y desde el área de Ecoturismo del Programa Corredor Azul de Wetlands International /Fundación Humedales elaboramos los contenidos del espacio.

En la inauguración estuvieron el gobernador Gustavo Valdés, el senador Sergio Flinta y el Ministro de Turismo Sebastián Slobayen. Realizaron la apertura del centro junto a la presidenta de la Cámara de Turismo de Corrientes, Alejandra Boloqui y el especialista en Aves Horacio Matarasso, de Wetlands International. Del evento también participaron representantes de otras organizaciones sociales.  

Este nuevo espacio contará con muestras permanentes y temporales. Se realizarán talleres, actividades, encuentros, capacitaciones, investigaciones y también se podrán adquirir productos y servicios relacionados al pajareo.

“Se trata del Centro de Observación de Aves más grande de Sudamérica y se desarrolló en uno de los lugares más importantes para las aves, los Esteros del Iberá. Es un sitio de perfil internacional dedicado al pajareo”, detalló Horacio Matarasso, a cargo del componente de Ecoturismo del Programa Corredor Azul.

En el Centro de Observación de Aves los visitantes podrán conocer sobre algunas de las 500 especies que habitan en el Iberá y sus ambientes. Algunas de estas especies son emblemáticas y otras están amenazadas y sobreviven en este refugio de naturaleza protegida. Entre las más conocidas, se encuentran: guacamayo rojo, yetapá de collar, capuchino de Iberá, muitú, cardenal amarillo, monjita dominica, tordo amarillo y batitú.

El centro se encuentra en Ituzaingó, uno de los 10 portales desde donde se puede acceder a los Esteros del Iberá. Cada uno de los portales es una localidad ubicada sobre los márgenes de este inmenso humedal protegido que se extiende a lo largo de un millón y medio de hectáreas. Estos portales son las puertas de ingreso para conocer la rica flora y fauna que caracteriza a la región.

Los portales son puntos importantes para el desarrollo económico de sus habitantes, a partir del ecoturismo como círculo virtuoso de generación de riquezas y conservación de la biodiversidad. Iberá es un ejemplo internacional de cómo esta actividad permite mejorar la calidad y los medios de vida de sus habitantes y, al mismo tiempo, los involucran en la conservación de su entorno natural.