Celebramos la decisión de la justicia para frenar el avance de los terraplenes en el Delta del Paraná

Inicio » Noticias » Reservas de agua disponibles desde las montañas hasta el mar » Ríos y lagos » Celebramos la decisión de la justicia para frenar el avance de los terraplenes en el Delta del Paraná
Noticias

Celebramos la decisión de la justicia de Entre Ríos por la cual rechazó un recurso interpuesto por la empresa holandesa Bema Agri BV por la construcción de un terraplen de 19 kilómetros de extensión dentro del Área Protegida Islas de Victoria en el Delta del Paraná.

Desde el año 2008 varias organizaciones locales y ONG´s activas en la región, entre las cuales se incluye Fundación Humedales, colaboran juntas para llamar la atención sobre el impacto de las actividades productivas que se desarrollan mediante la construcción de diques y terraplenes sobre los humedales del Delta del Paraná.

Debido a la gran importancia en la Argentina del cultivo de soja y la producción ganadera, las actividades agroganaderas fueron extendiéndose desde el año 2003 a zonas más marginales y vulnerables como los humedales del Delta del Paraná donde el costo de la tierra es menor. La ganadería en la región pasó de 160.000 cabezas en 1997 a 1.500.000 en el año 2007.

Aunque la región no es adecuada para estas actividades, estos nuevos actores entre los que se encuentra la empresa holandesa, han estado en la últimas décadas alterando radicalmente el paisaje para hacer posible estos emprendimientos. Los suelos de la región del Delta del Paraná se anegan con frecuencia y tienen muy mal drenaje, por lo que su productividad es baja para actividades como la ganadería y la agricultura a gran escala. Dado esta limitante, la mayoría de los emprendimientos productivos necesitan de la construcción de terraplenes y endicamientos, corte de vías fluviales para secar las tierra y evitar el ingreso de agua en las crecidas.

Para la Fundación Humedales el caso de la empresa holandesa Bema Agri, junto con el de otras empresas similares que operan en la región, ha sido una preocupación constante ya que es un modelo de desarrollo no sustentable para el Delta del Paraná. En el 2008 la empresa construyó un polémico endicamiento de 12.000 ha para uso agroganadero. Desde entonces hemos estado trabajando, generando evidencias e información técnica como base para contribuir, en alianza con distintos actores y organizaciones, a la conservación de los humedales y al desarrollo sustentable del Delta del Paraná.

A partir del trabajo sostenido de actualización de mapas de endicamientos y terraplenes de los años 2010 y 2014 de la Fundación Humedales, en 2018 observamos un crecimiento de 300% de los segmentos de terraplenes con respecto a los relevados en períodos anteriores.

Actualización y profundización del mapa de endicamientos y terraplenes de la región del Delta del Paraná

download

Estas obras de infraestructura se han incrementado y han transformado la región de manera tal que cerca del 12 % total del territorio se encuentra modificado. También se revela que la mayor proporción de áreas endicadas se encuentra en territorio entrerriano, donde se encuentra la empresa Bema Agri entre otras, y donde estamos articulando algunas acciones con el gobierno local para  contribuir a la conservación de los humedales y el ordenamiento territorial.

Estos datos son evidencias de la veloz transformación y degradación de los humedales del Delta del Paraná los cuales requieren nuestra constante atención ya que representa un patrimonio natural y cultural de importancia clave para el desarrollo sustentable y los medios de vida locales.

Áreas endicadas, terraplenes y urbanizaciones en el Delta del Paraná

download