Crearán el Parque Nacional Ansenuza, en Córdoba

Inicio » Noticias » Reservas de agua disponibles desde las montañas hasta el mar » Ríos y lagos » Crearán el Parque Nacional Ansenuza, en Córdoba
Noticias

Comprende la laguna de Mar Chiquita o Mar de Ansenuza, un enorme lago salado de alrededor de un millón de hectáreas, el mayor de Sudamérica, y los bañados del río Dulce. Se trata de uno de los humedales icónicos de la Argentina, declarado sitio Ramsar en 2002. Allí habitan 450 especies de fauna, entre ellos, el flamenco austral.

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación junto a la Municipalidad de Miramar anunciaron el sábado la creación del Parque Nacional Ansenuza, en la provincia de Córdoba. Esta laguna salada, conocida como el “mar cordobés”, es la de mayor superficie del país. Cuenta con alrededor de un millón de hectáreas y es considerado un sitio clave para la conservación de la biodiversidad a nivel global y, en especial, para las aves migratorias que visitan la zona todos los años.


Este inmenso humedal brinda importantes servicios, ya que puede controlar inundaciones, reponer aguas subterráneas, retener sedimentos y nutrientes, depuración de aguas, regular del clima regional; es un sitio propenso para la polinización, control de plagas, dispersión de semillas, para ciclo de nutrientes, la producción y el sostenimiento de la biodiversidad. Además, es un sitio de gran importancia para las aves playeras migratorias y para los tres tipos de flamencos que habitan en la Sudamérica.
La creación del área protegida supone un gran potencial turístico para la zona y una mayor protección a nivel nacional. La noticia la anunció el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, junto a autoridades provinciales y de Parques Nacionales.

El nuevo parque se emplaza en la mayor cuenca endorreica de Argentina, que comprende a la laguna de Mar Chiquita, que es el lago salino más grande de Sudamérica y está entre los cinco primeros del mundo, los extensos bañados del Río Dulce en la costa norte y las bocas de varios ríos secundarios al sur.

El área de la laguna de Mar Chiquita y los bañados del Río Dulce son Reserva Provincial de Uso Múltiple desde 1994 y Humedal de Importancia Internacional por la Convención Ramsar desde 2002, por la riqueza de su biodiversidad en el ecosistema.
Es un hábitat único, ya que en la región se encuentra el 66% de todas las especies de aves migratorias y playeras del país y se concentran más de 380 especies de aves. Entre ellas las tres especies de flamencos que hay en Sudamérica.
Las costas de la laguna son el lugar ideal para observar aves acuáticas como el cisne coscoroba, tero real, gaviota capucho café, biguá, garza blanca, garza mora, entre otras. En las inmediaciones se observaron, entre otros, pumas, pecaríes, carpinchos y aguará guazú.

Las principales amenazas para este complejo ecosistema y para toda su fauna y flora en general están asociadas a la degradación del monte nativo, la tala, la caza, el sobrepastoreo, el avance de la frontera agrícola, la extracción de agua de los ríos que la alimentan, y posterior reducción de humedales, la contaminación del agua y el turismo no sustentable.