Futuros posibles para los humedales del Corredor Paraná-Paraguay

Inicio » Noticias » Costas y deltas llenos de vida » Gestión integrada de deltas » Futuros posibles para los humedales del Corredor Paraná-Paraguay
Noticias

Presentamos en el Centro Cultural Kirchner nuestra última publicación: “Escenarios alternativos para el futuro del Corredor Paraná-Paraguay y sus sistemas de humedales: Pantanal, Esteros del Iberá y Delta del Paraná”. El trabajo, realizado por el prestigioso biólogo Gilberto Gallopín, se basó en estudios de 40 investigadores de Argentina y Brasil y prevé escenarios complejos para este corredor de humedales. Proteger y conservar estos ecosistemas es clave para mitigar los efectos del cambio climático.

El 16 de noviembre presentamos nuestra última publicaciónEscenarios alternativos para el futuro del Corredor Paraná-Paraguay y sus sistemas de humedales. Pantanal, Esteros del Iberá y Delta del Paraná en La Cúpula del Centro Cultural KirchnerEl trabajo del prestigioso biólogo Dr. Gilberto Gallopín se basó en estudios de más de 40 investigadores de Argentina y Brasil y fue realizado para el Programa Corredor Azul de Wetlands International.

De la presentación participaron de manera presencial Rubén QuintanaPresidente de Fundación Humedales; Florencia GómezSecretaria de Política Ambiental y Recursos Naturales del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación; y Gastón Fulquet, Coordinador del Programa Corredor Azul. De manera virtual, desde Brasil estuvieron Jaime Elías VerruckSecretario de Estado de Medio Ambiente, Desarrollo Económico, Producción y Agricultura Familiar del Estado de Mato Grosso do Suly Rafaela NicolaDirectora Ejecutiva de Wetlands International Brasil.  

Además, estuvieron presentes funcionarios de los ministerios de Ambiente y Desarrollo Sostenible de nación y de la provincia de Buenos Aires, de Ciencia y Tecnología, de Turismo y Deporte, de la Defensoría del Pueblo de la Naciónrepresentantes de la Administración de Parques Nacionalesdel Comité de la Cuenca del Plata, de universidades y miembros de distintas organizaciones de la sociedad civil.

El encuentro se centró en el Corredor Paraná–Paraguay, que “representa la mayor y más importante superficie de humedales de nuestro país”, expresó Rubén Quintana y destacó que este trabajo supone una gran herramienta a tener en cuenta por los tomadores de decisiones al momento de delinear políticas públicas. Por su parte Florencia Gómez hizo referencia a la importancia estratégica del cuidado y conservación de los humedales e hizo hincapié en la necesidad de contar con un Inventario de Humedales de todo el país.

Por su parte, los coordinadores del Programa Corredor Azul, Gastón Fulquet y Rafaela Nicola, destacaron la importancia del trabajo en conjunto y bilateral para mantener la conectividad de estos ecosistemas y para el desarrollo sostenible de la región del Corredor fluvial Paraná–Paraguay.

El corredor de humedales conectados por el eje de los ríos Paraná-Paraguay es uno de los sistemas de humedales fluviales más extenso del mundo. A lo largo de 3.400 kilómetros conecta naturaleza, personas y economías. La gran planicie de inundación de estos ríos constituye un continuo de humedales, que se extiende de norte a sur desde el Pantanal en Brasil, hasta el Delta del Paraná en Argentina. Este macrosistema de humedales sostiene una enorme biodiversidad, recursos y servicios que benefician la calidad de vida de sus habitantes. Su sostenibilidad está en juego debido a un conjunto de factores, procesos y tendencias que hoy operan a nivel territorial, afectando su salud e integridad a futuro.

El Dr. Gilberto Gallopín agradeció el trabajo en equipo que permitió la realización del estudio y explicó cómo se desarrolló el análisis de escenarios teniendo en cuenta dos plazos: el año 2030 y el 2050, dos años que se acordaron de manera internacional como hitos para el desarrollo sostenible.

“Un escenario es un posible curso de eventos que lleva a un estado del mundo, a una imagen de futuro -explicó el especialista y agregó-. El escenario es la película y la imagen de futuro es la foto”.

El análisis de escenarios realizado ofrece un conjunto de secuencias hipotéticas de eventos construidos con el objeto de focalizar la atención en los procesos causales y puntos de decisión en el mediano (2030) y largo plazo (2050). La importancia de considerar los escenarios es que dirigen la atención al despliegue de alternativas donde las acciones humanas pueden afectar el futuro de esta región.

Para los fines del trabajo, se establecieron cuatro escenarios de futuro posibles de los cuales se destacan dos: el Reinado de la economía y el Fin de la infancia. El Reinado de la economía refiere a una priorización del crecimiento económico por sobre el desarrollo sostenible, los cual implicaría una explotación de los recursos y servicios ofrecidos por el Corredor de humedales Paraná– Paraguay más allá de su recuperación. En este caso, para el año 2050 la pérdida de la biodiversidad y del área natural será casi total, lo que impactará en la calidad de vida de la población.

El Fin de la infancia, el escenario más esperanzador, implicaría una transformación político-cultural que cambie el eje del sistema de gobernanza y desacople la idea de crecimiento económico con la acumulación de bienes, y priorice “una mayor calidad de vida basada en el conocimiento y el respeto de las dinámicas ecosistémicas y sociales”. Ese escenario, además de garantizar la conservación de los humedales, reduce las inundaciones y sequías y las pérdidas monetarias relacionadas a ellas, aumentando la calidad de vida de la población.

“Decir qué va a pasar con los humedales dentro de 10 años, dentro de 20 años o dentro de 50 años sin tomar en cuenta las acciones humanas es un ejercicio puramente retórico que no tiene ningún valor. Me parece importante incluir las actividades humanas dentro del análisis de ese sistema socio-ecológico. No hay un futuro posible, hay varios futuros posibles. Esta exploración del futuro sirve para que los que toman las decisiones puedan anticipar qué tipo de situaciones y de políticas convendría hacer o implementar en cada caso”, concluyó Gallopín.

Para cerrar la jornada, Gastón Fulquet reflexionó sobre la necesidad de una gobernanza multinivel y la articulación entre las partes para encaminarnos hacia un escenario del fin de la infancia.