Lanzamos un Manual de Buenas prácticas en manejo y restauración de humedales en Junín, Perú

Inicio » Noticias » Reservas de agua disponibles desde las montañas hasta el mar » Resiliencia comunitaria » Lanzamos un Manual de Buenas prácticas en manejo y restauración de humedales en Junín, Perú
Noticias

En el marco del Programa Conservando los Humedales Altoandinos para la Gente y la Naturaleza realizamos una guía dirigida a la población local con el objetivo de mejorar el estado de conservación de estos ambientes para proteger su biodiversidad y los modos de vida de las comunidades locales.

Los bofedales u occonales, como se conoce a los humedales altoandinos en Perú, son un recurso muy valorado por las comunidades andinas. Su capacidad de almacenar y regular el agua asegura pasturas para el ganado y agua de buena calidad para la gente. En la actualidad, estos ecosistemas se encuentran gravemente amenazados por diversas acciones que realiza el ser humano. En respuesta a esta problemática, desde el Programa Conservando los Humedales Altoandinos para la Gente y la Naturaleza, de Wetlands International que implementa la Asociación de Ecosistemas Andinos (ECOAN), en Perú, lanzamos el Manual de Buenas prácticas en manejo y restauración de bofedales en Junín, Perú.

Esta guía de buenas prácticas, realizada por Alan Chamorro, Deysi Salcedo, Mónica Flores y Jorge Gonnet, está dirigida a la población local y se propone compartir una serie de recomendaciones y acciones de manejo y restauración que contribuyen a la recuperación de bofedales  degradados con el objetivo de incrementar el rendimiento de sus pasturas, mejorar la calidad de vida de la gente, contribuir a una relación más armónica con los humedales y aportar a la conservación y uso más sustentable de estos ambientes imprescindibles para la biodiversidad.

A través del programa buscamos contribuir a la conservación de estos ambientes tan ricos como escasos, con la participación activa de la población local. Llevamos adelante experiencias demostrativas de manejo en sitios degradados para que luego se pueda replicar en otros lugares.

Los humedales altoandinos son territorios asociados al agua que se acumula durante las lluvias y nevadas, y al agua que baja de los nevados. El agua superficial, como la que corre en ríos y la de lagunas, sumada al agua subterránea (la que se encuentra a poca profundidad del suelo) determinan las plantas y los seres vivos que habitan en los humedales.

Los Altos Andes y el resto de las montañas contienen humedales característicos como lagos, lagunas, salares, ríos, arroyos y bofedales, que proporcionan gran cantidad de recursos que son aprovechados por la población local y por ciudades más grandes que se ubican en las partes más bajas de los valles.

“Los bofedales son un recurso muy valorado por las comunidades andinas. Su capacidad de almacenar y regular el agua asegura pasturas para el ganado y agua de buena calidad. A lo largo de estos cuatro años del Programa Conservando los Humedales Altoandinos, venimos trabajando de la mano de las comunidades de Lago Junín en la conservación y restauración de sus bofedales. De esta forma estamos logrando mejorar su calidad de vida, la de sus hijos y nietos, gracias al manejo sustentable de estos ambientes claves que sustentan los medios de vida de la gente”, explicó Daniel Blanco, director ejecutivo de Wetlands International LAC.

“Tenemos un gran desafío por delante para seguir contribuyendo a proteger la biodiversidad del Lago Junín y preservar y restaurar los extensos bofedales que rodean el lago”, concluyó.