Trigo transgénico HB4: Una amenaza para el ambiente y los humedales

Inicio » Noticias » Costas y deltas llenos de vida » Acuicultura, pesquerías y agricultura costera » Trigo transgénico HB4: Una amenaza para el ambiente y los humedales
Noticias

En octubre del año pasado, Argentina aprobó el cultivo del trigo transgénico HB4, a pesar de que más de 1.400 científicos de 35 universidades de todo el país habían expresado en una carta abierta las consecuencias ambientales y sanitarias que ese cultivo podía traer para nuestra región. Ante la inminente aprobación del uso de esta variedad en Brasil, principal comprador de trigo que exporta nuestro país, queremos expresar nuestra preocupación por los efectos sobre el ambiente y los humedales.

El trigo transgénico HB4 es tolerante a la sequía y resistente al herbicida glufosinato de amonio (15 veces más tóxico que el glifosato). Todos los cultivos transgénicos que tienen resistencia a herbicidas y se cultivan ampliamente en Argentina (soja, maíz, algodón), se asocian finalmente con la aplicación de un gran volumen de agrotóxicos que se esparcen sobre nuestros territorios y contaminan nuestros humedales cada año.

El trigo es la base de nuestra alimentación. Dado que en el país no existe una ley de etiquetado de alimentos, de comenzarse el cultivo del trigo HB4, la población estaría aún más expuesta a la ingesta diaria de herbicidas y en particular glufosinato de amonio, tanto en los alimentos que comemos como en el agua que tomamos.

Su implementación podría resultar irreversible, ya que no es posible la coexistencia de trigo transgénico y no transgénico debido al proceso de “contaminación genética” que ocurre durante la polinización.

Por eso, científicos y científicas de más de 30 universidades públicas de todo el país volvieron a solicitar al Estado Nacional que abra un espacio de debate ciudadano informado, como prevé el Acuerdo Escazú.

Nos hacemos eco de ese pedido, en defensa de la salud pública, de la vida y de la salud de nuestros humedales.