Conservación de humedales costeros

Inicio » Costas y deltas llenos de vida » Nuestro Enfoque » Conservación de humedales costeros

El 23% de la población mundial y el 60% de todas las grandes ciudades se encuentran en las zonas bajas a 100 kilómetros de la costa. En tal sentido, los humedales costeros y las desembocaduras de los ríos están bajo una creciente presión.

Varios humedales famosos del mundo se han perdido o han sido gravemente dañados, como los humedales del mar amarillo en China, o el manglar de la desembocadura del río Níger en Nigeria que están siendo fuertemente degradados por el sector petrolero y por el gas. Del mismo modo, la desembocadura del río Mississippi en Estados Unidos donde hay una pérdida masiva de tierras debido al desarrollo de infraestructura y cambios en la hidrología. En Latinoamérica en el Delta de Paraná en Argentina y en la Ciudad de Panamá, para mencionar dos ejemplos, las obras de infraestructura y la ocupación de las planicies de inundacion han provocado graves problemas de inundaciones a los centros poblados.

Para evitar un mayor deterioro de algunas de los humedales más importantes y su biodiversidad única, trabajamos con las comunidades, instituciones gubernamentales y el sector privado para controlar las amenazas y desarrollar soluciones de conservación prácticas sobre el terreno. Lo hacemos mediante la asignación de los ecosistemas y las tendencias de los humedales con imágenes de satélite. Desarrollamos e implementamos planes de manejo en sitios seleccionados, y definimos planes de acción con los mejores expertos para abordar las amenazas derivadas de los avances sobre el área, así como aquellas que surgen en otros lugares a lo largo de la costa o en aguas arriba. Enfocamos nuestro trabajo en los sitios que son de gran importancia para las aves acuáticas migratorias, hábitat para peces, o en áreas que tienen un valor particularmente único y las cuales brinden importantes servicios para la población.