Sector privado

Inicio » Humedales y naturaleza saludables » Nuestro Enfoque » Sector privado

Una economia verde, baja en carbón, eficiente en energía y socialmente inclusiva ofrece una manera de remediar la crisis ambiental, social y económica que enfrenta la comunidad mundial. Los humedales y los servicios que ellos proporcionan tendrán que desempeñar un papel en las transiciones mundiales a una economía verde.

Humedales: vitales para la vida en la tierra

Los humedales se están destruyendo en todo el mundo para obtener beneficios económicos y políticos a corto plazo. En Sudamérica los humedales se encuentran amenazados por el cultivo de soja que está aumentando a un ritmo alarmante, afectando directamente e indirectamente a los humedales. Además, en Argentina se transforman los humedales se rellenan y drenan para transformarlos en ecosistemas terrestres para agricultura y ganaderia a gran escala y para el desarrollo de megaurbanizaciones. En Ecuador, los manglares son talados para dar paso a la producción de camarones y en Panamá, se rellenan para el desarrollo de urbanizaciones y proyectos de turismo no sostenibles.

Las industrias que extraen las materias primas de la tierra, como petróleo y gas también están desarrollando actividades que afectan los humedales alrededor del mundo.

El biocombustible de palma aceitera y de soja son vistos por los gobiernos como una alternativa ecológica al petróleo y el gas, pero limpiar la tierra para plantaciones emite emisiones de gases de efecto invernadero significativamente más altos que los combustibles fósiles.

Para las costas tropicales, los manglares son una infraestructura verde brindando muchos servicios también al sector privado. Con la campaña Construir con la Naturaleza trabajamos con el sector privado para que aprovechen estos beneficios y de otras soluciones basadas en la naturaleza para crear negocios sostenibles e infraestructura sostenible.

Valoración y beneficios de los humedales a corto plazo  

Los beneficios económicos inmediatos del desarrollo son evidentes, pero estas ganancias a corto plazo son superadas a menudo en el largo plazo por los efectos perjudiciales del desarrollo en el paisaje, el medio ambiente, la biodiversidad y la sociedad. A pesar de ello, la pérdida de humedales tiende a ser pasada por alto en la toma de decisión. Esto se debe en parte a la falta de información y sensibilización y a un proceso de decisión que implica, en muchos casos, sólo unos pocos grupos de interés muy poderosos.

Nosotros movilizamos nuestra red internacional de oficinas y socios en una campaña contra la pérdida de humedales, mientras que el trabajo conjunto con las comunidades locales asegura su futuro. Siempre que sea posible, trabajamos en colaboración activa con las empresas para colaborar en sus prácticas.

Abogamos por un aceite de palma y cultivos de soja sustentables y para que la produccion de biocombustibles y soja tengan en cuenta los humedales. También abogamos por políticas que valoren los humedales, tanto directamente como también a través del fortalecimiento de la sociedad civil, para asegurar que los gobiernos y la industria sean responsables en el largo plazo.

Nuestra posición está respaldada por una base sólida de conocimientos científicos. Mediante la comprensión de los valores y los servicios que ofrecen los humedales, podemos informar, evaluar las propuestas de planes de desarrollo, las políticas de gobiernos así como también proporcionar las mejores prácticas y recomendaciones para las industrias.