Restauración y conservación de turbales

Inicio » Valiosas turberas preservadas y restauradas » Nuestro Enfoque » Restauración y conservación de turbales

La primera prioridad es asegurar la conservación de todas los turbales restantes en el mundo. Estos si no se drenan proporcionan muchos servicios ecosistémicos valiosos. Detener la expansión de drenaje de turbales evitará la necesidad de generar grandes inversiones para mitigar los impactos de la degradación y restauración. En apoyo de esto, evaluamos la situación y las tendencias de los turbales y sus valores, las vulnerabilidades y las necesidades de protección. Esta información sirve de defensa para mejorar las políticas y prácticas que impiden la conversión y el daño a valiosos turbales.

Cuando los turbales estén ya agotados, se deben considerar opciones de riego, conservación y usos alternativos. No existe ninguna estrategia universal para restaurar las turberas drenadas, ya que las condiciones ecológicas y sociales difieren ampliamente. Sin embargo, la restauración incluirá siempre el riego y el restablecimiento de la vegetación.

Desde el año 2005 Wetlands International ha apoyado proyectos de restauración de turberas en Argentina, China, Rusia, Bielorrusia, Kenia, Sudáfrica, Malasia e Indonesia, en colaboración con las comunidades locales para promover opciones sostenibles de uso del suelo. En Argentina realizamos el Inventario de las Turberas de la Patagonia y contribuimos a identificar directrices para el ordenamiento territorial de las turberas de la provincia de Tierra del Fuego y a la identificación de sitios específicos para la conservación y el uso racional de las mismas junto al gobierno provincial, la universidad y otras ONG´s.

Buscamos oportunidades para la colaboración con los países más ricos en turbales para ayudarles a conservar y restaurar estos tesoros, para personas y para la naturaleza.